viernes, 20 de julio de 2012

CÁRCEL DE JAMUNDÍ SIN AGUA


Un problema sanitario de mayúsculas proporciones han  tenido que soportar los internos de la prisión de máxima seguridad de Jamundí debido a la falta de suministro de agua durante buena parte del día, según revelaron algunos familiares de los presos que se quejaron de los malos olores que se vive entorno al reclusorio.

De acuerdo a la denuncia, el suministro del vital líquido se hace en las primeras horas del día por lo que no hay tiempo ni para bañarse y mucho menos para mantener los sanitarios limpios.

“Los internos tienen que hacer sus necesidades en bolsas, que luego tienen que arrojar hacia los alrededores, generando malos olores y una situación de salud que podría terminar en una epidemia”, sostienen los familiares. “Ni visitas conyugales se pueden hacer”, añaden.