Pauta Banner

Pauta Banner

sábado, 28 de febrero de 2015

MARCELA, LA GAVIOTA DE JAMUNDÍ

Se abre camino en el mundo musical

Nacida en Antioquia pero jamundeña de adopción hace 12 años, esta artista se abre camino en el mundo musical con el objetivo de llevar sus canciones a cada rincón del país. Marcela Monsalve Acevedo se siente muy de esta tierra, pues fue allí que logró formarse musicalmente en la Casa de la Cultura y además es voluntaria de la Defensa Civil. “Desde muy pequeña mi sueño fue cantar lo cual empezó como un juego y ahora es mi más linda realidad. Baso mis canciones en trazos de mi vida, historias personales que me han ocurrido, no me enfoco en un género específico ya que mi trabajo  exigía cantar de todo, aunque personalmente me apasionan las baladas”, dijo la artista.

Su repertorio
En la actualidad esta cantante ha grabado tres canciones de su propia autoría como ‘No me supiste valorar’, ‘Contigo pero sin ti’, entre otros. “No me supiste valorar, es la historia de una mujer abnegada que ha dado todo de su vida  por su hogar pero una gran decepción le abrió los ojos y decide decir ya no más”, dijo La Gaviota, conocida artísticamente de esa manera. “Actualmente tengo la fortuna de cantar también para Dios ya que es quien me ha prestado este don del cual vivo muy agradecida, soy bendecida por que a mi lado está mi familia, mi esposo que ha sido un gran apoyo pues trabajamos juntos  ya que también es cantante, mi madre quien ha sido mi guía y fortaleza y mis dos hijos que son el motor de mi  vida. Ha Dios primeramente doy gracias y para el todo el honor y la gloria”, finalizó.

HA SOBREVIVIDO A 3 ATENTADOS. ÚLTIMO FUE EN JAMUNDÍ

Miguel le ha huido durante 13 años a sus verdugos que lo quieren asesinar. Sin embargo, el Estado no le ha brindado protección.

Miguel Ángel Ramírez, de 34 años jamás imaginó que ganarse la vida honestamente se fuera a convertir en el terror para él y su familia. Hoy le huye a la muerte, pues denunciar a sus extorsionistas le ha significado un drama de 13 años, tanto así que el atentado del 2002 lo dejó cerca de 5 años en una silla de ruedas, sin posibilidad de volver a caminar. Hoy con la ayuda de terapias, lo hace, pero con dificultad. 

La situación
En el año 2002 un grupo armado empezó a exigirle dinero con el fin de proteger su negocio de los ladrones, sin embargo, poco a poco la cuota de $500 mil pesos, subió a tres millones, situación que se convirtió en un problema y lo obligó a denunciar a los sujetos que los estaban extorsionando. Un día después de hacer la denuncia, su vecino, que también se había unido a él para poner en conocimiento a las autoridades de dicho delito, fue asesinado y un mes después llegaron los mismos sujetos y le dispararon, dejando lo con secuelas para toda la vida, llevándolo hasta el exilio a otro país. “Las condiciones como me dejaron son lamentables, no guardo rencor, solo quiero que me dejen en paz, pero según ellos debo pagarles el dinero que les debo por las extorciones”, dijo.

Aún presos, siguen ataques
Meses más tarde los presuntos ‘verdugos’ fueron capturados por la Policía y Miguel volvió para asegurarse que fueran puestos tras las rejas. Sin embargo, allí no término su calvario, pues en repetidas ocasiones  ha tenido que salir de varios municipios por amenazas y en tres ocasiones ha sido víctima de atentados que según él, la mano de Dios lo ha protegido, porque el Estado no lo protege: “No tengo tranquilidad, tengo que moverme a toda hora, mi familia ha sido perseguida y algunos asesinados, he perdido todo lo que he trabajado y el Estado me ha dejado solo”, sostuvo Miguel. El último atentado se registró en Jamundí el pasado 22 de febrero en sector de la galería, por fortuna salió ileso. Pero su preocupación sigue latente.


Para destacar: Miguel Ángel Ramírez dio la entrevista antes de irse de Jamundí a raíz del atentado que sufrió. Se protegió su rostro por seguridad.

jueves, 26 de febrero de 2015

ATAQUE SICARIAL POR EL HOSPITAL PILOTO EN JAMUNDÍ

En este reconocido sector se presentó el ataque.
Un hombre que se ganaba la vida con el transporte informal fue atacado a bala por sicarios en el  perímetro urbano de Jamundí, quedando herido de gravedad. Aunque las autoridades no entregaron mayores informes en torno al caso, se pudo establecer que el mismo sucedió a las 8:40 de la mañana de este 26 de febrero, en inmediaciones del hospital Piloto de la ‘Tierra del Cholado’.

El caso
En el lugar se hallaban varias personas dedicadas a la modalidad de transporte informal como ‘moto taxistas’, y los llamados ‘piratas’ que se dirigen a la ciudad de Cali, cuando de repente llegaron dos sujetos que atacaron a uno de ellos, identificado como  Carlos Zapata, de 28 años de edad, a quien dejaron tendido en el andén. De inmediato las personas que se encontraban en el sector lo llevaron al centro asistencial donde fue estabilizado y remitido con urgencia a la clínica Valle del Lili.

Aunque allegados a Carlos manifestaron que se encuentra estable, esta versión no pudo ser constatada por este medio de comunicación.