Pauta Banner

Pauta Banner

jueves, 31 de julio de 2014

LO QUE HEMOS PERDIDO DE JAMUNDÍ. Artículo de opinión

Por: Luis Fernando León Marín.
 
El domingo pasado tuve la oportunidad de tener un descanso en el municipio de Jamundí y me puse a analizar las diversas situaciones que se viven en los diferentes lugares y entendí (socialmente hablando) que esa ‘Tierra del cholado’ como llaman algunos, ya no es la misma como lo era hace años.

Me referiré a aspectos netamente del comportamiento humano, y aunque no intento politizar esta columna, haré mención de algunas cosas que lo pueden parecer.

Lo que me llevó a escribirla fue el hecho de encontrar mientras caminaba, cantidad de personas realizando el ‘mototaxismo’ en diferentes puntos de la ciudad. Y es que para donde quiera que miraras había alguien pitándote ofreciéndote una alternativa de transporte, algo que no es propio de Jamundí, pues antes lo hacías en bicicletas o a pie. Pero más allá de eso, nos encontramos con barrios donde los netamente jamundeños han perdido su espacio por la llegada de citadinos que han impuesto su cultura. Por ejemplo, las prácticas de muchos ya se centran en comportamientos que rayan con la naturalidad del jamundeño raizal, de ese que le duele su pueblo, del mismo que cuidaba sus ríos, que salía a caminar los domingos a hacer deporte, del que era casi una religión hacer un paseo de olla los fines de semana.

Las políticas en materia social por parte de los que han estado como mandatarios no han sido bien logradas, lo que ha permitido que los jóvenes ya no les importa si representan a su municipio o no en materia deportiva, pues en muchos casos lo que más importa es tener ‘plata’ para la rumba, comprarse la moto y tener una buena novia. Sé que puedo parecer un amargado con lo que digo, pero no es así, (pues yo tengo mi novia y vehículo y demás) pero lo que intento decir es que a muchos ya no les importa que el municipio esté bien o mal, cuando un jamundeño esa condición la llevaba en la sangre. Te invito a que observemos hacia atrás, sin retroceder, que recuperemos espacios donde prime lo cultural con identidad jamundeña. Aclaro, no estoy en contra del progreso.




1 comentario:

dori montes dijo...

me crie en mi lindo jamundi cuando tenia 6 añitos llegue a vivir al pueblo vivía por siete luchas en una casita muy humilde pero rodeada de muy buena gente y luego fuimos para el popular y nunca me olvidare de mi escuela angel maria Camacho nunca escuche de tiros ni de matanzas como se escucha hoy. dormíamos con las ventanas abiertas de par en par porque hacia mucho calor y no teníamos mas que el fresco de la noche para refrescarnos. nunca nos robaron ni una ollita hacíamos paseos al rio caminando hasta rio claro el puente de las brujas el jordan esos heran verdaderos paseos cuando me hice mayor iba a las fiestas y jamas paso nada malo las riñas se arreglaban con una copa de aguardiente las vecinas heran generosas todos nos servíamos de todos nunca salimos con nuestros amigos y tuvimos que andar mirando para atrás como si nos fueran a agarrar enfin todo a cambiado pero lo peor de todo es que cuando voy a mi pueblo tengo la sensación que mi jamundi esta entoxicado pero bueno hasta las grandes ciudades de grandes rascacielos tuvieron sus principios y ahora su pasado es historia quizás con mi pueblo pasara lo mismo. tengo que reconocer que todo no es violencia y tiene cosas maravillosas pero no quiero en una visita llevarme una sorpresa porque que tristeza tengo miedo cuando voy a jamundi me pongo muy nerviosaes como si fuera una extraña en mi propio puebloes una pena porque quiero un monton a mi pueblito querido